viernes, 29 de mayo de 2020

Berenjenas rellenas de quinoa y verduras


Buenos días! Por fin pasamos aquí en Madrid a la fase 1 de la desescalada y estoy súper contenta. Para celebrarlo (sí, es surrealista... toda esta situación lo es... es como una peli de ciencia ficción... y por eso se merece una celebración) hoy cocino con mi ingrediente favorito. Tengo muchos pero si me obligaran a quedarme con uno creo que no me costaría elegir: la berenjena. Los que seguís el blog desde hace tiempo ya lo sabéis, y para los nuevos: sí, la berenjena me vuelve loca. Cualquier plato que lleve, aunque sea solo un poco, ya me ha ganado. Así que bueno, pues aquí estoy yo hoy con una nueva receta con berenjena que además lleva otros ingredientes también favoritos como la quinoa o la calabaza (se que en estas fechas igual no es tan fácil encontrar calabaza pero la podéis sustituir por más berenejna o calabacín... o lo que queráis. Esta receta admite cualquier verdura. Y es que ya veréis lo ricas que quedan estas berenjenas rellenas de quinoa y verduras. Haced cantidad porque querréis repetir seguro! :)



       INGREDIENTES (ingredientes según número de comensales y un poco al gusto)
  • Berenjena
  • Cebolla
  • Zanahoria
  • Pimiento verde
  • Calabaza
  • Tomate
  • Champiñones
  • Quinoa
  • Aceite de Oliva
  • Sal
  • Especias al gusto (yo puse un solo un poquito de Comino y jengribre) o nada 



        
        PREPARACIÓN 
- Partimos las berenjenas en dos de manera longitudinal. Las vaciamos (y guardamos la carne), las ponemos en una bandeja y horneamos hasta que queden tiernas. No muy blandas para que no se deshagan al rellenar. Tampoco muy duras y que queden crudas. Para verificar, las pincharemos con un tenedor y este tiene que entrar fácilmente.



- Ahora prepararemos el relleno. En una sartén grande ponemos a pochar, con un poco de aceite, la cebolla picadita fina. Cuando coja algo de color añadiremos la zanahoria en trocitos pequeños, luego el pimiento también picado y por último la calabaza en trozos. Iremos removiendo de vez en cuando y dejaremos cocinar a fuego medio. Yo suelo dejar la tapa puesta.

- Cuando la calabaza empiece a ablandarse un poco añadiremos un poco de tomate en trozos. No mucho, no queremos una salsa de tomate, solo añadir un poco de sabor. Incorporamos también las especias y la sal, y removemos bien. Después añadiremos los champiñones en trozos y dejaremos hacer hasta que esté todo tierno. Cuando las verduras estén listas añadimos la quinoa, que habremos cocido previamente en una cazuela. Mezclamos bien, dejamos un minutos y retiramos del fuego.

- Ahora ya solo queda rellenar las berenjenas y listas para comer! Ya veréis qué ricas quedan. Yo siempre hago pensando en que sobren para otra vez y nunca sobran!!!!! Están para chuparse los dedos! :)


Qué las disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



viernes, 22 de mayo de 2020

Pan de molde - muy fácil


Hola a todos/as! Después de muchísiiiiimo tiempo desaparecida aquí estoy de nuevo. Ya el año pasado mi paso por el blog fue bastante escaso, y este año iba camino de batir mi propio récord de ausencia... Ha tenido que llegar la crisis del coronavirus y pasar casi toda la cuarentena para que vuelva... pero bueno, lo importante es que ya estoy aquí. Y os aviso que vuelvo a lo grande! Con una deliciosa y sencilla receta de pan de molde que os va a dejar maravillados. Os lo prometo! Hace tiempo que venía buscando una buena receta de pan de molde, que fuera sencilla de hacer y sobre todo, que saliera bien! Después de probar varias dí con la versión de Loli, la adapté un poco y, amigos: ahora sí! Esta es LA RECETA! Sencilla, con ingredientes comunes que todos tenemos, nada de harinas especiales, harina de trigo normal y corriente. Y sale perfecto! De verdad, ya no se cuántas veces lo he hecho y siempre queda genial. Tenéis que probarlo sí o sí! :)



       INGREDIENTES 
  • 500 gramos de harina de trigo común, de todo uso
  • 300 ml de agua templada (a unos 35 grados. Es muy imporatne que no queme para que no desactive la levadura)
  • 7 gramos de levadura seca de panadería (o 20 gramos de levadura fresca)
  • 1 cucharada de azúcar (o edulcorante en cantidad equivalente... o nada)
  • 1/2 cucharada colmada de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva



        
        PREPARACIÓN 


- En un bol añadimos 100 ml del agua templada, la levadura, el azúcar y 1 cucharada de la harina. Disolvemos y mezclamos todo bien (podemos dejarlo reposar unos 5 o 10 minutos para que fermente un poco, pero no es esencial. Yo casi nunca lo hago porque siempre voy con prisas y el resultado es el mismo).



- En un bol grande colocamos la harina, hacemos un pequeño hueco en el centro y añadimos los 200 ml restantes del agua templada, la sal, el aceite y la mezcla anterior con la levadura. Integramos bien una espátula.




- Cuando la mezcla esté bastante homogénea, empezamos a amasar con las manos (o con una amasadora). Si la masa está muy pegajosa añadimos algo de harina hasta obtener una consistencia flexible y suave. No pasa nada si se pega un poquito a las manos, pero solo un poco. 



- Cuando tengamos la consistencia deseada, formamos una bola y la ponemos en le bol, ligeramente enharinado. Espolvoreamos un poco más de harina por encima de la bola y tapamos con un trapo hasta que doble o triplique su volumen (1 - 1,5 horas). Ahora con el calor el proceso es bastante rápido y fácil En Invierno os aconsejo que pongáis el bol junto al radiador o en algún sitio caliente de la casa. 


- Cuando la masa haya doblado su tamaño, la volcamos sobre una superficie enharinada, la aplastamos con los dedos para sacar el aire, la enrollamos y damos forma, con cuidado de que no quede aire dentro, y la metemos en un molde rectangular previamente engrasado con margarina. 




- Volvemos a tapar con el paño y dejamos que vuelva a aumentar de volumen (más o menos otra hora).



- Pasado el tiempo, destapamos y metemos al horno ya caliente a 220ºC, calor arriba y abajo sin ventilador, a media altura durante 10 minutos. Pasado el tiempo bajamos a 190ºC durante 25 - 30 minutos.



- Una vez listo el pan, lo sacamos del horno y lo desmoldamos con mucho cuidado para que se enfríe sobre una rejilla (podemos esperar unos minutos a que el molde no queme).
Un truco que da Loli para que la corteza no quede dura es pintar la superficie, ahora que está caliente, con agua y taparlo con una servilleta de papel, que también puede estar mojada, durante unos 5 o 10 minutos.

- Cuando el pan se haya enfriado del todo ya lo podemos cortar en rodajas. Yo suelos hacer varios, uno para comer en el momento y el resto los rebano y los congelo. Luego en el momento de usar ese pan simplemente voy sacando las rebanadas que voy a comer del congelador y las meto directamente en la tostadora. Este pan de molde queda perfecto. Si lo probáis no querréis volver a comprar el industrial. Os lo aseguro.  :)


Qué lo disfrutéis! :)


Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



miércoles, 28 de agosto de 2019

Mini quiches de cangrejo de Las Hermanas


Para despedir el mes de agosto vengo con esta pequeña gran receta, que ha sido uno de los grandes descubrimientos de este verano. La he hecho en u par de celebraciones y ha sido todo un éxito. Estas pequeñas quiches de cangrejo (surimi), que se pueden tunear al gusto y añadir otros ingredientes como pollo, setas, jamón, etc... son obra de el Catering Las Hermanas, del que soy muy fan. Luz, con la ayuda de su hermana Almu, ha creado un negocio familiar maravilloso... y delicioso! que no puedo dejar de recomendar. Además, Luz ha sido durante muchos años bloguera de cocina y tiene miles de recetas fantásticas. Todo esto está muy bien, pero aún mejor es el poder decir que conozco a esta pareja y son unas personas excelentes y encantadoras, con mucho que ofrecer, no solo en los fogones.  Almu además tiene un blog de jardinería y paisajismo que es la bomba. No dejéis de cotillear sus páginas web para más información. Os dejo los enlaces aquí y aquí

Y ahora, a por esa receta fantástica y deliciosa! :)



       INGREDIENTES 
  • Tartaletas ya preparadas (las encontráis en cualquier supermercado)
  • 8 palitos de cangrejo (surimi)
  • 1 puñado de mozzarella rallada
  • 1 poquito de perejil fresco picado
  • 1/2 cebolla no muy grande
  • 1 diente de ajo
  • 2 huevos
  • 1/2 vaso de leche evaporada (en la receta original: nata de montar). Yo usé menos cantidad. Realmente es "la que pida". Tras hacer la mezcla del resto de ingredientes añadiremos la necesaria para obtener la consistencia deseada.
  • Sal y pimienta al gusto
  • Un poquito de aceite



        
        PREPARACIÓN 


- En una sartén pochamos la cebolla y el ajo picados con un poquito de aceite.





- En un bol ponemos los palitos de surimi desmenuzados. A continuación, añadimos el resto de ingredientes secos y, por último, el huevo batido. Mezclamos bien y añadimos, un poco a ojo, la leche evaporada (o la nata) hasta obtener la cosistencia deseada. Debe quedar un poco líquido porque luego en el horno, al cuajar el huevo, obtendremos el resultado ya sólido. Es para añadir cremosidad y consistencia nada más. 




- Colocamos las tartaletas en una bandeja para horno.






- Rellenamos generosamente las tartaletas con la mezcla y metemos al horno ya caliente 15 minutos a 200º C, hasta que estén cuajadas y bien doradas. 



- Pasado el tiempo, las sacamos del horno y las dejamos enfriar, para que no quemen, antes de servir. Frías también están buenísimas. Ya veréis, quedan impresionantes, de verdad. Yo las preparé el otro día para un cumpleaños y volaron en un momento. Fabulosas!


Qué las disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina


domingo, 18 de agosto de 2019

Brownie de cacao y almendra


Este brownie que os traigo hoy no es el típico. Para empezar no lleva chocolate! jeje, sí, un brownie sin chocolate... por eso me llamó la atención... a ver, lleva cacao, pero todas las recetas que yo conocía llevaban siempre una tableta de chocolate y, opcionalmente, cacao en polvo. Este además lleva almendra molida y queda super suave y jugoso. Si comparáis con los tradicionales es bastante más ligero, pero rico lo mismo (mínimo!) Se hace en un momento y es ideales para daros un gustazo sin demasiado sentimiento de culpa, jeje. Ya veréis qué rico queda! 



       INGREDIENTES 
  • 35 gramos de mantequilla ablandada
  • 170 gramos de azúcar (yo usé edulcorante eritritol en igual cantidad)
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 32 gramos de cacao en polvo (sin azúcar añadido)
  •  2 huevos M o 1 XL
  • 73 gramos de almendra molida
  • 1/2 cucharadita de levadura química



        
        PREPARACIÓN 


- Como ya he comentado, este brownie e muy sencillo y muy rápido de hacer. Primero, mezclamos la mantequilla, el azúcar, la sal, la esencia, el cacao y los huevos en un bol, y batimos bien con las varillas hasta que quede una mezcla homogénea.




- A continuación, añadimos la almendra molida y la levadura, y mezclamos bien hasta que nos vuelva a quedar una mezcla homogénea.




- Vertemos la masa en un molde engrasado o forrado con papel vegetal (el típico de brownie es cuadrado. Yo lo más parecido que tenía era uno rectangular). Horneamos en el horno ya caliente a 175ºC unos 35 minutos. 



- Y ya está! Dejamos enfriar un poco antes de desmoldar y después cortamos en cuadraditos para servir. No puede ser más fácil  ni resultar más rico. De verdad, está para chuparse los dedos :)

Qué lo disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina