viernes, 18 de marzo de 2016

Lentejas estofadas con verduras y especias


Después de este mes y pico desaparecida vuelvo para no faltar más... o eso espero. Entre todo el lío que he tenido (y tengo) destaca una mudanza, así que a partir de ahora os cocino desde fuegos nuevos. Y tan nuevos! Me paso al gas. O mejor dicho, vuelvo a él, ya que es con lo que yo crecí. Pensaba que me iba a costar más volver a acostumbrarme a él pero no. La verdad es que estoy encantada, la comida queda genial. Para muestra un botón: estas lentejas que os traigo hoy, especiadas y con verduritas, que son una maravilla. Las fui improvisando sobre la marcha, eché todo un poco a ojo, y quedaron riquísimas y en poco tiempo. Una gozada como digo. Para repetirlas muchas veces. Apuntad!
(cantidades según número de comensales)



       INGREDIENTES 
  • Lentejas
  • Medio calabacín
  • Un buen trozo de calabaza (yo puse de la variedad Hokkaido, que era la que tenía en casa)
  • Una cebolla grande
  • 1 o 2 dos cucharadas de tomate frito
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 cucharadita de curry en polvo
  • Un poco de cúrcuma (a ojo)
  • Un poco de pimienta negra molida (al gusto)
  • Sal 
  • Aceite de oliva
  • Agua



        
PREPARACIÓN 



- La noche anterior ponemos las lentejas a remojo en agua. Al día siguiente las escurrimos y las colocamos en una cazuela. 








- Añadimos la cebolla cortada en trozos más bien grandes.





- A continuación añadimos el calabacín y la calabaza cortados en dados.







- Incorporamos las especias, el tomate frito, un chorrito de aceite y sal al gusto.






- Ahora removemos, cubrimos con agua generosamente y encendemos el fuego. Tapamos y dejamos que empiece a hervir. Entonces bajamos a fuego medio - bajo, para que se vayan haciendo tranquilamente. De vez en cuando removeremos o agitaremos un poco la cazuela. Podemos destapar un poco la tapa, según veamos que va de líquido.

- Y no tiene más! Cuando nos parezca que van teniendo "pinta" de hechas, es cuestión de probar las lentejas y ver si efectivamente están tiernas. Si el líquido es el deseado paramos ahora. Si aún nos queda mucho líquido daremos un hervor rápido a la cazuela destapada, y si por el contrario nos falta,lo añadimos. También rectificaremos de sal si hace falta. A mí me tardaron una media hora escasa. Apagamos el fuego, tapamos y dejamos reposar unos minutos antes de servir. 


- Como véis, hacer lentejas es la mar de fácil, tienen grandes propiedades nutritivas y saludables, y están buenísimas. Además, tienen tantas posibilidades y variantes que nunca se acaban las recetas. Ésta de hoy es absolutamente recomendable. No os la perdáis! Superior!



Qué las disfrutéis! :)


Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina


1 comentario:

  1. ¡Uy qué ricas! De pequeña me encantaban las lentejas, me las hacía mi abuela cada martes y me ponía huevo duro rallado por encima. Tanto me gustaban que acabé por aborrecerlas jaja Y no fue hasta hace unos años que se me ocurrió hacerlas en casa y recobré el gusto por este plato que me trae tan buenos recuerdos ;)

    ResponderEliminar