domingo, 17 de abril de 2016

Aargauer Rüeblitorte - Pastel de zanahoria - Cocinas del Mundo: Suiza


Es tercer domingo de abril y vuelve Cocinas del Mundo. Este mes tocaba la "S" y Mar nos invitó a visitar Suiza. Estupenda elección! 


Me ha gustado mucho descubrir la cocina Suiza, me he llevado bastantes sorpresas. De hecho, me costó elegir receta porque había muchas que me gustaban, pero finalmente me decidí por este estupendo pastel que me conquistó desde el primer momento. Un pastel de zanahoria y almendra, especiado, suave, muy esponjoso y de sabor maravilloso. Todo lo que diga es poco, así que tendréis que probarlo... :)
Vamos con la receta:


       INGREDIENTES 
  • 5 huevos (yemas y claras separadas)
  • 250 gramos de azúcar o edulcorante (en mi caso, Sukrin: eritritol)
  • 250 gramos de zanahorias
  • 250 gramos de almendra molida
  • 60 gramos de harina de trigo
  • 1 cucharadita colmada de levadura química
  • 1 limón (piel rallada y zumo)
  • 1/2 cucharadita de canela
  • Una pizca de clavo molido
  • 1 pizca de sal
  • 250 gramos de azúcar glas (o el edulcorante equivalente en mi caso) para el glaseado
  • Zumo de limón para el glaseado (el que haga falta para disolver el azúcar)
  • Almendras fileteadas para decorar


        PREPARACIÓN 



- Precalentamos el horno a 180º C mientras vamos preparando la masa. En un bol mezclamos las yemas de huevo con el azúcar. Al principio queda bastante denso, parece que no se va a poder mezclar, pero no pasa nada. Lo mezcláis o batís. 




- Seguidamente añadimos la almendra. Ahora sí que queda muy denso pero como os digo, no os preocupéis. Incorporamos la zanahoria rallada y la piel también rallada del limón.





- Ahora añadiremos el zumo del limón, que nos permitirá, por fin, mezclar bien los ingredientes y obtener una masa más manejable. 






- Tamizando con un colador incorporamos la harina, levadura y especias, y mezclamos bien. 






- En otro bol, batimos las claras a punto de nieve con la pizca de sal. 





- Finalmente las añadimos a la masa previa con movimientos suaves y envolventes para que no se bajen. Mezclamos con cuidado hasta que tengamos una mezcla homogénea.




- Vertemos la masa en un molde forrado y/o engrasado y horneamos durante 45 - 50 minutos. Cuando pinchemos en el centro con un palillo y salga limpio es que el pastel está listo.






- Mientras se hornea el bizcocho preparamos el glaseado. Tan fácil como mezclar el azúcar glas con zumo de limón. El zumo es a ojo, lo que necesitemos para disolver el azúcar.





- Dejamos el bizcocho enfriando sobre una rejilla y cuando esté manejable lo decoramos con la glasa, unas almendras fileteadas y zanahorias de mazapán. 




- Y qué me decís de mi zanahoria de mazapán casera???!, jeje. Robé un poco de la masa inicial con almendra, huevo, edulcorante y zanahoria para hacerla, ya que no pude conseguir las típicas que se suelen poner para decorar este pastel. Ésta no es tan bonita o llamativa pero me gusta el resultado. 100% casero! :) En definitiva, un pastel delicioso que no podéis (ni debéis!) dejar de probar. De los más ricos que he probado, de verdad. Me ha encantado. Espero que a vosotros también :)


Qué lo disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina


26 comentarios:

  1. Tiene una pinta de darle un bocado y no poder parar jeje ¡Fantástico! Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! La verdad es que estaba de dar un bocado y no poder parar, jajaja! Un peligro de rica :))) Besos!

      Eliminar
  2. Que rico,estos pasteles son muy jugosos,me encanta.
    Yo esta ves hice unas galletas.besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracais Encarnita! Me alegra que te guste. La verdad es que quedó riquísimo y sí, muy jugoso y esponjoso. Ahora me paso a ver tus galletas. Besos!

      Eliminar
    2. Gracais Encarnita! Me alegra que te guste. La verdad es que quedó riquísimo y sí, muy jugoso y esponjoso. Ahora me paso a ver tus galletas. Besos!

      Eliminar
  3. A mí me pasa con todos los países. En principio parece que con algunos no vas a saber qué hacer porque no vas a encontrar platos interesantes y luego descubres que no sabes qué hacer porque los harías todos...jajajaj.
    Magnífico este pastel de zanahoria, me parece genial.
    Gracias por estar aquí con estos fantásticos viajes.
    Un besote y nos vemos en Tailandia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado Mar. Y gracias por tu paciencia hasta el último minuto. Ha sido un placer viajar contigo :) Nos vemos en Tailandia! Besos!

      Eliminar
  4. Uno de los bizcochos que más me gusta, sin duda alguna, delicioso.

    Besos y te espero en Tailandia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Margarita! Y por supuesto que nos vemos en Tailandia! :) Besos!

      Eliminar
  5. Riquisimo! Yo tengo uno muy parecido y la textura es maravillosa, un acierto seguro. Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que ha sido un acierto. Gracias por pasarte Maggie :) Besos!

      Eliminar
  6. Anda mira, si el pastel de zanahoria es mundialmente conocido.
    Adoro este pastel y el glaseado de limón creo que le va estupendo.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, pero mira que yo no sabía que era típico suizo, jeje. Me encantó la combinación de zanahoria y almendra y por eso me decidí. Y sí, el glaseado le va genial :) Besos y nos vemos en Tailandia!

      Eliminar
  7. Hola Mins, yo soy nueva en este reto, y no conocía tu blog pero ya me quedo en tu cocina.
    El pastel de zanahoria me parece un manjar, yo hago uno de zanahoria y almendras pero no se si será la misma receta, de todas formas me la llevo por si acaso, porque me encantan
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María Belén! Bienvenida! Me alegra que te haya gustado el pastel, y si no es la misma receta que el tuyo, ya me lo pasarás. Yo con éste estoy encantada. Como tú dices: un majar :) Besos y nos vemos en Tailandia!

      Eliminar
  8. Me ha encantado este pastel con zanahoria y almendra, tengo que probarlo, me encanta.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elena! Me alegra que te guste. La verdad es que queda riquísimo. Besos!

      Eliminar
  9. ¡Cómo me gusta este pastel! Zanahoria y almendra, sin mantequilla ni aceite, con glaseado de limón, me parece una receta fabulosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje! Gracias Victoria! La verdad es que me llamó la atención que no llevara nada de aceite o mantequilla... pero no le hace falta. Quedó perfecto. Y el glaseado le queda muuy bien. Me alegra que te guste. Besos!

      Eliminar
  10. ¡Cómo me gusta este pastel! Zanahoria y almendra, sin mantequilla ni aceite, con glaseado de limón, me parece una receta fabulosa.

    ResponderEliminar
  11. me cogía yo un trocito de este bizcocho y con una vaso de leche fría me iba a la cama tocando las palmas, me ha encantado tu aportación al viaje, te veo en Tailandia, besos!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Gracias Bea! Te mando un pedacito virtual :) Besos y nos vemos en Tailandiaª

      Eliminar
  12. mmmmmmm que delicia de pastel, me encantan los de zanahoria y no sabía que era típico allí. Por cierto estoy de concurso en mi blog hasta finales de mayo, anímate a participar que regalo muchos premios. Un besito,
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aranzazu! Me alegra que te guste, y si te encantan los pasteles de zanahoria definitivamente tienes que probarlo. Queda increibleeeee!!! :) Ahora mismo me paso por tu blog a ver el concurso. Que nervios! Gracias por pasarte y por la invitación. Y ya que estamos, me encanta tu blog! Besos!

      Eliminar
  13. Que delicia de bizcocho y mas con esa cobertura.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias JOse! Me alegra que te guste :) Un abrazo!

      Eliminar