viernes, 4 de noviembre de 2016

Sardinas morunas al horno


Como ya os comenté hace un tiempo este verano pasado estuve en Marruecos y volví cargada de recetas. Algunas las llegué a preparar estando allí, otras no, y de otras solo me traje una idea con el propósito de experimentar un poco a mi gusto. Es el caso de las sardinas que os presento hoy. En la cocina marroquí es muy común añadir una salsa chermoula o chermula al pescado. No es una salsa estándar, varía según el pescado que se utilice y un poco el gusto de cada uno, pero en general siempre son algo picante, llevan la famosa pasta harissa, especias, entre las que no faltan la pimienta, comino y jengibre, y hierbas como perejil o cilantro. Yo, en función de lo que vi y probé estando en Marruecos y ojeando un poco aquí y allá en la red, cree la mezcla hoy os muestro y que nos encantó: bastante picante, aunque no un picante de los que se quedan permanentemente y no te dejan saborear, con mucho aroma y sabor, resultó un éxito que ya estamos deseando repetir, con sardinas o cualquier otro pescado. Vamos con la receta!



       INGREDIENTES 
  • 2 dientes de ajo prensados o picados muy fino
  • Ralladura de 1/2 limón
  • 1 y 1/2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 y 1/2 cucharadas de zumo de limón
  • 1/2 cucharadita de harissa ( o más o menos según nos guste de picante. Con esta cantidad queda picante, claramente)
  • 3 cucharadas de perejil fresco picado
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1/2 cucharadita de cilantro en polvo
  • 1/2 cucharadita de comino en polvo (bastante colmada en mi caso. Me encanta el comino!)
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra molida
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce
  • Sal al gusto (en mi caso, al llevar tanta especia la reduje al mínimo. Una pizquita sobre las sardinas antes de añadir el relleno)
     
     


        PREPARACIÓN 

- En La receta es fácil y rápida. Empezamos preparando la salsa chermoula. Para ello mezclamos en un bol las especias, el aceite, zumo y ralladura de limón, el perejil, el ajo y la harissa y mezclamos bien hasta obtener una pasta. Reservamos.



- Limpiamos y abrimos por la mitad las sardinas (si no las compramos ya limpias), sin cabeza y con cola. Las colocamos sobre una bandeja para horno y añadimos (opcional) una pizquita de sal. 




- Rellenamos generosamente las sardinas con la pasta de chermoula y las cerramos.



- Añadimos un chorro de limón por encima. También podéis echar un chorro de aceite aunque yo no lo eché y quedaron genial. En cualquier caso, metemos al horno a unos 200 grados durante 8-10 minutos. Pasado el tiempo sacamos la fuente y listas para degustar! Ya veréis que ricas. Os van a dejar del revés! Muy jugosas y sabrosas. Estupendas!




Qué las disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada