miércoles, 29 de octubre de 2014

Pimientos asados de mi madre


Hoy os traigo la que es, para mí, la guarnición perfecta. Al menos en lo referente a acompañamientos para carne. Los pimientos asados de mi madre, que ha hecho toda la vida, que no pueden ser más sencillos de preparar y que saben a gloria pura. Todo el que los prueba queda encantado. Una de las recetas estrella en mi casa, sin duda. Os van a  encantar! 




       INGREDIENTES 
  • Pimientos morrones rojos
  • Aceite de oliva
  • Ajo
  • Sal



        PREPARACIÓN 



- Bueno, pues esta receta tan sencilla todo lo que tiene es dejar hacer los pimientos en el horno precalentado a unos 200ºC. Cuando veamos que están asados por la parte de arriba, les damos la vuelta para que también se hagan bien por el otro lado.





- Cuando estén listos (que queden algo negros es normal, no están quemados) los sacamos para que se enfríen.






- Un truquito para poder pelarlos mejor cuando estén fríos es ponerles papel de cocina por encima, nada más sacarlos del horno, y dejarlos así hasta que estén totalmente fríos.







- Ya veréis que entonces la piel sale casi sola. Los pelamos y les quitamos las semillas.






- A continuación cortamos los pimientos en tiras y reservamos.






- Picamos ajo muy finito, en lonchas o cubitos, y lo ponemos junto con los pimientos, sal al gusto y un buen chorro de aceite en un cazo.






- Damos un buen hervor, removemos y apagamos. Dejamos reposar un rato y lista! La guarnición perfecta! Gracias mami! :)








Qué los disfrutéis! :)


Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



domingo, 26 de octubre de 2014

Ensalada otoñal de pera, gorgonzola y nueces


Siguiendo con la inspiración otoñal, hoy traigo otra joyita de ensalada. Me encantan estas mezclas. Antes todo lo que se salía de lechuga y tomate era impensable en una ensalada. Esta queda de lujo. Un primer plato o una cena gourmet. Y como siempre, muy fácil y rápida de preparar. Vamos allá:




       INGREDIENTES 
  • Mix de lechugas (yo puse el "baby mix", con espinacas baby, lechuga de campo, brotes rojos, etc...) 
  • 1 pera grande madura (o las necesarias, claro, según número de comensales). Yo puse de la variedad conferencia. Tiene un sabor dulce muy sabroso y va fenomenal para el contraste con el queso.
  • Queso Gorgonzola (u otro queso azul). 
  • Nueces
     
      Para la vinagreta: (estas cantidades son para una ensalada de dos personas más o menos)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 y 1/2 o 2 cucharadas de vinagre balsámico de Módena
  • 1/2 cucharada de mostaza de Dijon original (o similar. Esa es que es fantástica)
  • 1/2 cucharadita de miel
  • 1 pizca de sal



        PREPARACIÓN 



- Lo primero de todo es lavar bien y escurrir la lechuga. A continuación ponemos una cama abundante de la misma en un plato. 








- Después, pelamos y cortamos en cubitos la pera y desmenuzamos el queso. Lo añadimos al plato.




- Cortamos las nueces por la mitad, o en trocitos pequeños si nos gusta más, y las añadimos también.

- En un bol ponemos el vinagre, la mostaza, la miel y la sal, y batimos bien. Cuando esté todo integrado, añadimos el aceite y volvemos a batir muy bien hasta que quede una salsa homogénea. La vertemos cuidadosamente por el plato, la cantidad al gusto, y ya tenemos la ensalada lista. Una delicia!







Qué la disfrutéis! :)


Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina




miércoles, 22 de octubre de 2014

Salmón al horno con jengibre y limón


El otro día iba con mucha prisa, pero tenía que cocinar sí o sí un lomo de salmón que había descongelado. Pensé que lo haría al horno, para más facilidad, y así podía hacer otras cosas mientras se cocinaba. En mi empeño por variar, me inventé esta simple receta en la que un toque de nada transformó lo que habría sido un plato estupendo, al horno y ya, en un plato fantástico. Me declaro abiertamente una enamorada del jengibre (fresco sobre todo), y al salmón le va que ni pintado. Una delicia!
Para 2 personas:



       INGREDIENTES 
  • Lomo de salmón (unos 400 gramos)
  • Limón en rodajas más un poco de la piel rallada y un poco de zumo
  • Jengibre fresco (yo puse un trozo como de unos 3 cm de largo)
  • Salsa de soja
  • Vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Salvia
  • Sal



        PREPARACIÓN 




- Empezaremos limpiando bien el salmón, quitando los restos que a veces quedan de esa "telilla" negra que tiene el pescado y alguna que otra escama.






- Una vez listo, lo sazonamos con sal y salvia (también podéis usar otras hierbas como tomillo o eneldo. A mí esta vez me apeteció salvia y quedó muy bien) y lo colocamos en una fuente de horno.






- Ponemos a calentar un poquito de aceite en una sartén y doramos el jengibre, previamente cortado en trozitos, con un poquito de ralladura de limón.




- A continuación, echamos un chorrito de salsa de soja, generoso, y removemos bien. Entonces, echamos un chorrito de limón y un buen chorro de vino blanco. Le damos un hervor y vertemos sobre el pescado. 





- Ponemos unas rodajas de limón por encima y metemos al horno precalentado a 200º C durante unos 20 minutos.






- Queda un plato estupendo, con una aroma y un sabor a jengibre y limón que le va fenomenal al salmón, más el toque de las hierbas. Aunque la salsa se consume, el pescado no queda nada seco, todo lo contrario, quedó muy jugoso. Además, en este caso no buscamos obtener una salsa, es solo para dar jugosidad y aromatizar el pescado.  Yo lo acompañé de coliflor rehogada. Francamente delicioso!





Qué lo disfrutéis! :)



Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina




domingo, 19 de octubre de 2014

Verduras de raíz asadas... y viva el otoño!


Sigo disfrutando del otoño, que me encanta, y lo hago en la cocina, degustando sus productos de temporada. En esta ocasión tocan tubérculos, o verduras de raíz como las llaman aquí: rodfrugter, más bien frutos de raíz. Me encanta el nombre, jeje :) Estos productos abundan aquí en el norte, y hay variedades que no había visto ni probado nunca, lo cual le ha dado un encanto adicional al plato. Se pueden preparar de mil maneras y quedan estupendas. En esta ocasión yo las hice asadas con hierbas. Quedaron superiores!
Vamos con la receta:



       INGREDIENTES (según nº de comensales)
  • Tubérculos variados. los que podáis encontrar. Se que en España algunos de ellos no son fáciles de encontrar, si no imposibles. No se en otras partes del mundo. En cualquier caso, los que yo utilicé: zanahorias naranjas, moradas y amarillas, remolachas moradas, blancas y amarillas (o naranjas, las encontráis de las dos maneras, pero es la misma variedad, según mires la cascara o el interior), raíz de perejil (persillerod) y chirivía o pastinaca (pastinak).
  • Perejil 
  • Tomillo 
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Opcional: pimienta negra molida



        PREPARACIÓN 




- Lavamos y pelamos las raíces. En la foto, de izquierda a derecha: zanahoria amarilla, morada y naranja, remolacha morada, blanca y amarilla, raíz de perejil y chirivía.






- Las cortamos en trozos y/o rodajas y las ponemos en una fuente de horno.






- Sazonamos con sal y si queremos también pimienta. Añadimos un chorro de aceite de oliva y mezclamos bien.


- Por últimos espolvoreamos perejil y tomillo (yo en esta ocasión los utilice secos)


- Metemos en el horno precalentado a 200º C y dejamos una media hora, moviendo las verduras de vez en cuando. El tiempo depende mucho del horno y del grosor en que hayáis cortado las verduras, así que tendréis que estar atentos. 


- Para ver si están listas pinchamos con un tenedor. Cuando estén tiernas, las sacamos del horno y dejamos enfriar un poco.




- Yo las tomé acompañando a un medallón de ternera a la plancha. Para preparar la carne, simplemente calenté un poco de aceite en una sartén y cuando estuvo muy caliente puse la carne hasta que quedó bien dorada por fuera y no muy hecha por dentro. Como a mí me gusta. Sazoné con sal y serví. 





- Me quedó un plato exquisito, muy colorido y, de nuevo, muy otoñal =D Totalmente recomendable!





Qué lo disfrutéis! :)


Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina




viernes, 17 de octubre de 2014

Bizcocho de avena y yogur al aroma de vainilla


Hoy traigo una receta de bizcocho fácil y rápida. Un bizcocho sano y ligero (pero que sacia bastante al mismo tiempo), con poca grasa e hidratos, y alto contenido en fibra. Y a pesar de todo está muy rico. Es posible? Pues sí. Éste es un ejemplo claro de ello. Como siempre, el toque que le da la vainilla es delicioso. Me encanta :) 
Para esos días en que hay que cortar un poco tras demasiados excesos, o para aquellos que tienen que vigilar su alimentación algo más por determinado motivo, o simplemente para llevar una vida sana y porque está muy bueno. Aquí os lo dejo:



       INGREDIENTES 
  • 2 huevos
  • 80 gramos (6 cucharadas soperas colmadas) de salvado de avena (también se puede hacer con copos de avena)
  • 250 gramos de yogur de vainilla, o natural u otro sabor si lo preferís (yo lo puse desnatado) 
  • 2 cucharaditas de levadura química (Royal)
  • Media vaina de vainilla
  • 3 cucharaditas de Stevia (u otro endulzante que os guste/prefiráis)
  • Un chorrito de zumo de limón


        PREPARACIÓN 





- Ponemos en un bol los huevos y los batimos. 








- Añadimos los yogures y seguimos batiendo.



- A continuación incorporamos el salvado de avena, la levadura, el edulcorante, la vainilla y el zumo de limón. Mezclamos bien y dejamos reposar unos cinco minutos.



- Colocamos la mezcla en un molde previamente engrasado y horneamos 35 minutos en el horno precalentado a 180º C (como siempre, depende del horno: entre 35 - 45 minutos)



- Cuando esté listo el bizcocho (pinchamos con un palillo o cuchillo en el centro. Debe salir limpio), lo sacamos y dejamos enfriar un poco antes de desmoldar. Una vez enfriado lo mantendremos en la nevera para su mejor conservación hasta que lo terminemos.



- Como veis no puede ser más fácil, y os aseguro que está buenísimo. 



Qué lo disfrutéis! :)


Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



lunes, 13 de octubre de 2014

Tortilla de calabaza


Adoro las tortillas. Son uno de esos platos super fáciles y versátiles de los que nunca te cansas, sencillos, económicos y deliciosos. Admiten lo que sea y siempre te sorprenden. Un invento mágico. 
Por otro lado, una de las cosas que más me gustan de que llegue el otoño es que vuelve a haber calabazas en el supermercado. Ya tenía ganas! Y más ganas aún tenía de preparar una tortilla de calabaza. Hace meses que estaba en mi lista de recetas pendientes, así que no lo pensé dos veces: tortilla de calabaza se ha dicho! 
Las cantidades dependerán obviamente de cuántos comensales seáis. Yo puse mucho "a ojo", ya que era la primera vez que hacía una tortilla así. Perdonadme por la inexactitud en las cantidades de algunos de los ingredientes. 
Para una tortilla no muy grande, como para dos: 



       INGREDIENTES 
  •  4 o 5 huevos (o huevos y claras. Yo puse 4 + 2)
  • 1 cebolla no muy grande
  • Calabaza asada (totalmente a ojo. Bastante) (Usé la variedad Hokkaido - foto)
  • Leche (puse un chorro de desnatada. También a ojo)
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva




        PREPARACIÓN 


- Lo primero que haremos es asar la calabaza, si no la tenemos lista ya. Para ellos, yo simplemente la corto en trozos y le poco un poco de sal. La meto tal cual al horno a unos 180 - 200º C y la voy mirando. Cuando esté blandita, se saca, y cuando se enfríe un poco le quitamos la piel. Reservamos.





 - Ponemos a calentar un poco de aceite en una sartén y doramos la cebolla, bien picadita.





- A continuación batimos muy bien los huevos, o huevos y claras, salpimentamos (cuidado con la sal! Recordad que la calabaza ya lleva un poco), añadimos un chorro de leche, la cebolla dorada. Movemos bien.





- En un bol, machacamos la calabaza hasta que quede como una masa o puré espeso y la añadimos al la mezcla anterior al gusto. Yo puse bastante porque me encanta y porque tampoco sabía muy bien cuánta poner. Y antes la duda: mucha! :)

Removemos bien.



- Ponemos más aceite en la sartén, calentamos y añadimos la mezcla de la tortilla. Ya solo queda cuajarla. Para ello dejamos hacer por una cara cuidando de que no se nos pegue. Yo suelo pinchar con un tenedor para que se haga bien por dentro. Damos la vuelta y hacemos lo mismo. Las veces necesarias hasta que esté hecha a nuestro gusto. 




- Cuando esté lista dejamos enfriar lo justo para que no nos queme y lista! Una de las tortillas más deliciosas que he probado nunca, con un color precioso, y muy otoñal! Os va a encantar :)


Qué la disfrutéis! :)


Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina