sábado, 21 de junio de 2014

Ensalada de sandía, queso de cabra y gambones a la parrilla con vinagreta balsámica



Lo se, lo se: qué título tan largo! Y encima esa combinación suena algo rara... cuanto menos original. Pero os prometo que os va a encantar! Yo era algo escéptica ya que, salvo en contadas excepciones, siempre he sido bastante tradicional en cuanto a ensaladas y, de hecho, pensar en no poner tomate en una era algo casi impensable para mí, por ejemplo. Pero después de ver numerosas recetas con fruta y de que varios conocidos me animaran, me decidí a probar y di con esta sorprendente y sabrosa ensalada que combina a la perfección el sabor característico del queso, el dulzor y frescor de la sandía, y las gambas maceradas en ajo a la parrilla. Todo ello sobre una capa de lechuga crujiente aliñada con vinagreta balsámica. Un festival de sabores en un solo bocado. La receta es bien sencilla: (las cantidades, según el número de comensales. Vosotros decidís)


        INGREDIENTES
  • Hojas de lechuga romana 
  • Sandía
  • Gambones, o langostinos
  • Queso de cabra ( feta también va bien)
  • 2 dientes de ajo
  • Sal
  • Para la vinagreta: cebolla, sal, pimienta negra en polvo, vinagre balsámico de Módena (el oscuro) y aceite de oliva


        PREPARACIÓN 



Empezamos por preparar los gambones: tanto si son frescos como descongelados, los pelamos primero, salamos y mezclamos en un bol con el ajo prensado.



- Ponemos  a calentar la parrilla o una sartén con un poquito de aceite para que no se peguen, y hacemos los gambones. Cuando estén listos, los retiramos del fuego y reservamos.




- A continuación lavamos muy bien la lechuga, la escurrimos y cortamos en trozos, y los ponemos sobre un plato.





- En un bol preparamos la vinagreta mezclando un poco de sal, la pimienta, el vinagre y el aceite (normalmente: 1 cucharada de vinagre por dos de aceite) y la cebolla picada. Integramos bien los ingredientes y vertemos sobre las hojas de lechuga. 
- Cortamos algo de sandía en dados y los colocamos sobre la lechuga ya aliñada.

- Seguidamente rellenamos huecos con algo de queso (en trozos o desmenuzado).


- Por último colocamos los gambones y ya está lista para comer! Nos queda un plato lleno de color, ideal para una cena o un entrante ligero que tanto apetecen en estos días veraniegos.



Qué lo disfrutéis! :)



Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada