martes, 5 de agosto de 2014

Helados de yogur y fruta variados (frozen yogurt)


Sigo experimentando con los helados de frutas. El sorbete de mango me dejó muy contenta, así que he querido probar otras frutas y texturas. No se bien si llamarlos helados, sorbetes, o granizados, como Bergua, que fue quien me dio parte de la idea. Me la completó, más bien, con ideas de fruta y el toque del zumo de lima o limón. Casi lo que más me pega es llamarlos "frozen yogurt", yogur helado.
Hay diversas variantes que he ido probando, que podemos aplicar (o no): usar fruta del tiempo o congelada (por vosotros o ya comprada así, aunque algunas no saben igual. Las fresas compradas, por ejemplo, a mí no me gustan mucho. Las frambuesas en cambio sí), yogur natural o de sabor (vainilla, fresa...), usar azúcar, o edulcorante, o miel.... o nada... añadir zumo de lima o limón, vainilla, otras especias (cardamomo, canela...). 



En las fotos (de más claro a más oscuro: melón, sandía, fresas y frambuesas) podéis ver como me han ido quedando, algunos más líquidos, tipo granizado, casi para beber, y otros más consistentes, tipo frozen yogurt o helado. Mi favorito sin duda ha sido el de frambuesa. Quedó con un color espectacular y de de consistencia y sabor superior. En ese caso usé fruta comprada congelada, pero como os digo, éstas salen ricas. Con las fresas sin embargo usé frescas, que quedan mejor, y en ese caso las trituré primero y colé para evitar las semillas. Con las frambuesas, al usarlas congeladas directamente no pude hacer eso, pero tenían menos pepitas y no me molestaron, la verdad. En cualquier caso, como veis, se trata de "jugar" un poco con los ingredientes, según lo que nos guste, tanto en sabor como en textura. Si os molestan las pepitas, haced jugo y colarlo, si no, pues usad la fruta congelada y así os saldrá una consistencia más cremosa. Si la fruta está algo sosita (como me pasó con el melón), añadid un poco de edulcorante o miel... o más vainilla. Que lo queréis algo más ácido, un chorrito de limón, etc... Como veis, dentro de lo simple que es y los escasos ingredientes, admite muchas variantes. Aunque ya os digo que podéis variar las cantidades, en general la cosa iría más o menos así (para un bol de buen tamaño o dos más pequeños):


       INGREDIENTES
  • 200-220 g de fruta (del tiempo o congelada)
  • 100 g de yogur
  • 1 cucharadita de edulcorante (o azúcar, miel, etc...)
  • 1/2 o 1 vaina de vainilla
  • 1 cucharadita de alguna otra especia (o menos) (canela, cardamomo...)


        PREPARACIÓN 


Simplemente juntamos todos los ingredientes en el vaso de la batidora y batimos hasta que quede homogéneo. Si usamos la fruta congelada, en este punto tendrá ya una buena consistencia cremosa, perfecta para tomar en el momento, o podemos congelarlo algo más. Si la fruta es del tiempo quedará líquido y tendremos que congelar. Si es así, siempre conviene remover cada 1- 2 horas para evitar que se formen muchos cristales de hielo.

- Me encantan estos helados! Saben riquísimos y son una alternativa muy saludable para disfrutar en estos meses de calor.


Qué los disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina




5 comentarios:

  1. ¡Qué buenoooos! ¡Y cómo se te echa de menos! =D A ver cuál es el siguiente que pruebo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también te hecho de menos bonita!!!!!! :) Prueba el de frambuesaaaaaa!!!! ;) Un besazo!

      Eliminar
  2. Qué rico, Maria!!! Los de fresa y frambuesa son mis prefes. Tienen que estar deliciosos!! Bss.

    ResponderEliminar
  3. Babei com estes gelados. Comia tudo!!

    Há passatempo a decorrer no meu blog para Portugal e Espanha, é fácil participar. Convido a ver:

    http://pratocaseiro.blogspot.pt/2014/08/passatempo-receita-mais-fresca-deste.html

    ResponderEliminar
  4. Que buena pinta que tiene ese helado de yogur, una excelente idea para tomar en verano y así no caer en la tentación de probar cosas como el chocolate o nata que no son tan sanas, me apunto la idea!

    ResponderEliminar