miércoles, 28 de marzo de 2018

Mantequilla de cacahuete casera


La mantequilla de cacahuete es uno de esos alimentos que siempre se asocia a comida rápida basura, que engorda y mala para la salud. La comercial, procesada y llena de azúcar quizás. Pero hecha en casa la cosa cambia. Además de la satisfacción de hacer algo tu mismo y ahorrar en empaquetado, casi parece otra receta. El sabor es incluso mejor (para mí desde luego), es super simple de preparar y no lleva más que cacahuete. Por supuesto hay que tomarla de manera moderada, pero si lo hacemos así obtendremos todos los beneficios de los frutos secos, con un sabor y una textura increíbles y sin ninguno de los aspectos nocivos de la mantequilla comercial. Vamos, resumiendo: tenéis qué probarla! :)



       INGREDIENTES 
  • 3 tazas (tamaño americano, de 250 ml) de cacahuetes sin sal. Tostados o no (no fritos!)
  • 1 cucharadita de sal (opcional)



        
        PREPARACIÓN 

- Si los cacahuetes no son tostados, como los míos, los ponemos en una bandeja para horno y los tostamos unos 10 minutos (según la temperatura que pongáis), removiendo de vez en cuando para que se horneen todos por igual. Cuando estén con un color dorado a nuestro gusto y desprendan ese olor delicioso tan característico, los sacamos del horno y los dejamos enfriar en un bol.




- Cuando se hayan atemperado los ponemos en un procesador de alimentos.



- Esta receta es muy fácil pero hay que tener un poco de paciencia. Cuando encendamos el procesador, los cacahuetes pasarán por varias fases. Primero serán triturados y parecerá que vamos a obtener una especie de harina gruesa. No os preocupéis. Hay que esperar. Poco a poco irán soltando el aceite y a estar más húmedos. Se irá formando una pasta que con el tiempo se hará más fluida. Esperaremos hasta obtener la consistencia que nos guste.



- Cuando empecemos a ver que la consistencia se acerca a la deseada, a la que nos gusta, añadimos la sal y seguimos batiendo.



- Y ya está! Cuando lleguemos a las consistencia que nos guste paramos el procesador y pasamos la mantequilla a un frasco. Esperaremos a que se enfría bien para cerrar del todo el frasco. Y ya podemos disfrutar de esta delicia. De una forma sana y casera. Más económica, más sostenible y más deliciosa. No se puede pedir más!


Qué la disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



No hay comentarios:

Publicar un comentario