viernes, 10 de noviembre de 2017

Galletas triple avena


Muchos ya sabéis que una de las cosas con las que más me gusta experimentar es con el dulce y cómo encontrar maneras de hacerlo más sano y ligero sin quitar sabor. Especialmente me gusta buscar desayunos más sanos, que aporten mucha fibra y que den a mis mañanas un toque rústico y casero. En esta ocasión me decanté por probar otras galletas que cumplieran estos requisitos. Ya tenéis unas cuantas en el blog, todas estupendas, pero estas que os traigo hoy son sin duda de mis favoritas. Quedaron perfectas de consistencia y sabor. Y aguantan muchísimo! En una lata las podéis mantener varias semanas sin problema... si os duran, claro porque no pueden estar más buenas!


       INGREDIENTES 
  • 95 gramos de harina de avena
  • 90 gramos de copos de avena integral
  • 25 gramos de salvado de avena
  • 90 gramos de margarina
  • 85 gramos de azúcar moreno (en mi caso la misma cantidad de un edulcorante equivalente)
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de levadura química (tipo Royal)
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 4 cucharadas colmadas de leche (puede ser desnatada) (a veces es necesaria una cucharada más. Lo veremos al preparar la masa) (También podéis utilizar yogur)


        
        PREPARACIÓN 



- Mezclamos los ingredientes secos en un bol: harina, copos, salvado, levadura y sal.




- En un segundo bol mezclamos los ingredientes húmedos: margarina, azúcar y extracto de vainilla. NO la leche (ésta la añadiremos después).




- Incorporamos poco a poco los ingredientes secos a los húmedos, con cuidado para evitar formar grumos. Vamos mezclando hasta obtener una masa compacta que quedará algo seca. 



- Añadimos entonces la leche y mezclamos bien. Si vemos que la masa sigue seca (necesitamos que quede húmeda, algo pegajosa en las manos), añadimos 1 o 2 cucharadas más hasta obtener la consistencia adecuada.




- Hacemos una bola con la masa y la envolvemos en papel film. Dejamos reposar en la nevera al menos media hora (este paso no es imprescindible pero sí recomendable).





- Pasado el tiempo de reposo, estiramos la masa con un rodillo y cortamos las galletas con la forma y tamaño deseados. 



- Colocamos las galletas en una bandeja de horno forrada con papel vegetal y metemos la horno ya caliente a 180ºC arriba y abajo entre 12 y 15 minutos. No conviene pasarse de tiempo para que no queden duras luego al enfriarse (yo las dejé 12 o 13 minutos). Si no so queréis arriesgar a que no se doren suficiente, a mitad de cocción o algo más podéis subir la bandeja de altura.



- Pasado el tiempo sacamos las galletas y las dejamos enfriar sobre una rejilla. Ya veréis qué ricas quedan!


Qué las disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



No hay comentarios:

Publicar un comentario