viernes, 19 de junio de 2015

Pan dulce de espelta y avena con arándanos


Hoy os traigo una idea estupenda y muy sana para el desayuno: un delicioso pan dulce de espelta integral y avena con arándanos. Es rico en  fibra y bajo en grasa. Yo lo he preparado además sin azúcar añadido, con edulcorante. También se puede adaptar fácilmente en caso de intolerancia a la lactosa, simplemente cambiando el yogur. No es demasiado dulce (menos que un bizcocho), suave y nada pesado. Los arándanos le quedan genial, aportando jugosidad y sabor. En fin, fantástico!
Adaptado del blog albahaca y canela con algunas modificaciones.
Para 8 - 10 porciones:



       INGREDIENTES 
  • 200 gramos de harina de espelta integral
  • 100 gramos de copos de avena
  • 90 gramos de edulcorante moreno Sukrin (o azúcar moreno en igual cantidad. Para otro edulcorante, mirar equivalencias)
  • 1/2 taza (125 ml) de arándanos
  • 1 huevo
  • 1 clara
  • 200 gramos de yogur normal o griego 0% 
  • 100 - 150 ml de zumo de naranja (natural)
  • 30 ml de aceite de girasol (2 cucharadas)
  • 1 y 1/2 de levadura química
  • 1/2 cucharadita de sal




        PREPARACIÓN


- En un bol mezclamos el huevo, la clara y el edulcorante, y batimos hasta que quede esponjoso, con burbujas.







- Incorporamos el yogur, el zumo de naranja y el aceite y volvemos a batir bien hasta que quede homogéneo.






- En otro bol mezclamos la harina de espelta, la avena, la levadura y la sal. Añadimos entonces la mezcla líquida, mezclando con cuidado, con movimiento envolventes, hasta obtener una masa densa, homogénea.





- Añadimos los arándanos y volvemos a mezclar.






- Engrasamos un molde, vertemos la masa, y metemos al horno precalentado a 180º C entre 40 y 60 minutos (según horno y su utilizamos la opción ventilador). En cualquier caso, para comprobar que está hecho pinchamos en el centro con un palillo. Si sale limpio, está listo. 



- Dejamos enfriar unos minutos antes de desmoldar y lo pasamos a una rejilla para que termine de atemperarse. Lo podemos comer al momento o dejar reposar hasta el día siguiente. Mojado en la leche o el café, solo o untado con mermelada o mantequilla, este pan está absolutamente delicioso. Un desayuno ideal!




Qué lo disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada