martes, 18 de noviembre de 2014

Calabaza y cebolla asadas con tahini, piñones y za'atar



Ideal como entrante, plato principal vegetariano o acompañando a cualquier variante de carne, esta receta de calabaza asada queda simplemente fantástica. Otra maravillosa idea del gran Ottolenghi. Y es que me encanta este cocinero. Creo que no es la primera (ni será la última) vez que lo comento =D  
Un plato aromático, con carácter, una mezcla de sabores y colores que no deja indiferente. Os va a encantar seguro :)



       INGREDIENTES 
  • Una calabaza hokkaido (1 - 1,5 kg pesada entera). Butternut en la receta original
  • 2 cebollas rojas
  • 50 ml de aceite de oliva (o unas 4 cucharadas)
  • 3 y 1/2 cucharadas de tahini
  • 1 y 1/2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de agua
  • 30 gramos de piñones
  • 1 cucharada de za'atar (lo encontráis en cualquier bazar árabe) 
  • 1 cucharada de perejil 
  • Sal Maldón (normal, fina de mesa, también valdrá)
  • Pimienta negra molida



        PREPARACIÓN 



- Cortamos la calabaza en rodajas más bien grandes, y quitamos la piel. En la receta original la dejan, pero como yo usé la variedad hokkaido, que la tiene mucho más gruesa, la quité. Como prefiráis.
De igual manera, pelamos y cortamos en rodajas la cebolla. Ponemos todas las verduras en un bol y las aliñamos con tres cucharadas de aceite, sal y pimienta. Mezclamos bien para que se impregnen bien todos los trozos.


- A continuación los disponemos sobre papel de hornear en una bandeja o rejilla y las metemos al horno previamente precalentado a 220-240º C, fuerte, mejor con la opción ventilador si la tenéis, durante unos 30 minutos. En cualquier caso tendréis que vigilar. Depende mucho del horno. A mí se me hicieron más que de sobra en 20 minutos. Además tenéis que tener cuidado con la cebolla, ya que al estar en trozos más pequeños puede que se haga más rápido y tengáis que retirarla primero. Vigilad! 




Cuando las verduras estén listas, las sacamos del horno y las dejamos enfriar un poco antes de servir.






- Mientras se asan la calabaza y la cebolla preparamos la salsa tahini. Para ello ponemos en un bol la pasta de tahini junto con el agua, el zumo de limón y el ajo machacado, y batimos bien hasta que quede una consistencia homogénea y cremosa.




OJO: en la receta original  usan tahini "light" o "suave". Si no encontráis más que el tahini "normal" necesitaréis menos cantidad o diluirlo con más agua y zumo de limón como hice yo. Lo hice totalmente a ojo. Fui probando hasta que me pareció bien. Además, la salsa tahini en general es fuerte, y en este plato concreto tiene mucha presencia. Dependerá mucho de vuestro gusto personal cuánta cantidad poner. Cuidado. 



- En una sartén calentamos el resto de aceite y doramos los piñones. Cuando estén listos los pasamos a un bol con los restos 
que queden del aceite.




- Por último, mezclamos en otro bol el perejil y el za'atar. Podemos poner también solo za'atar. 




- Ahora solo queda servir. Para ello, disponemos las verduras en una fuente, regamos con la salsa de tahini al gusto, añadimos los piñones tostados y espolvoreamos con za'atar. Listo. Qué cosa más rica!



Qué las disfrutéis! :)


Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina




4 comentarios:

  1. ¡Genial! El otro día casi compré za'atar, pero no lo hice porque no sabía para qué usarlo además de para la pizza turca, ¡ya tengo excusa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, yo lo he usado por primera vez. Esta receta queda estupenda con la salsita y las especias. Este hombre tiene verdaderas maravillas. ya te contaré. me alegra que te haya gustado. un besazo!

      Eliminar
  2. Que buenaa esa calabaza! Tiene una pinta genial! Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Julia! Me alegra que te guste. Un beso! :)

      Eliminar