viernes, 21 de noviembre de 2014

Mango Shrikhand (postre indio de mango y yogur)


Hoy vuelvo a la India, a la región del Gujarat más concretamente, en el oeste del país, para traeros este sencillo y delicioso postre a base de mango y yogur: Mango Shrikhand o Amrakhand. Una receta tradicional que sorprenderá a cualquiera. Con tan solo unos pocos ingredientes se consiguen un sabor y una textura excepcionales, dignos del más exigente de los paladares. Con las estupendas propiedades del mango y el yogur, este dulce es ideal como postre pero también en el desayuno, por ejemplo, como a mí me gusta. Una delicia!
Para 2 - 4 cuencos, según tamaño:


       INGREDIENTES 
  • 500 gramos de yogur griego natural (un bote de yogur griego)
  • 1 mango grande
  • 2 cucharadas colmadas de azúcar extrafina o cáster*, o el equivalente en edulcorante (yo uso Sukrin, que se sustituye en igual cantidad)
  • 1 cucharadita de cardamomo molido
* No es azúcar glass, ojo! Es un intermedio entre el azúcar de mesa normal y el glass o ultrafino. Lo podéis preparar en casa triturando azúcar normal, sin llegar a pulverizar del todo. Lo usamos porque se disolverá mejor que el azúcar de mesa normal. Si utilizáis edulcorante como yo, hacéis igual.



        PREPARACIÓN 



- Lo primero que hay que hacer es "colgar" el yogur. Es literalmente como se traduce el nombre, como yogur colgado, porque se "cuelga" en una tela  para exprimir todo el suero y que quede una consistencia muy espesa. Yo no tenía una tela adecuada, así que utilicé un colador. Lo dejé escurriendo unas horas, hasta que vi que ya no goteaba más.

- Una vez escurrido el yogur, el postre no tarda nada en prepararse. Lo ponemos en un bol, añadimos el azúcar o edulcorante y mezclamos batimos muy bien, hasta que todo el azúcar se haya disuelto.






- A continuación añadimos el cardamomo y volvemos a batir










- Pelamos el mango y lo hacemos puré con la batidora.






- Lo añadimos a la mezcla anterior y volvemos a batir hasta que quede totalmente integrado. Probamos y añadimos más azúcar o cardamomo si nos hace falta, y llenamos los recipientes que nos guste. Yo probé en copa de postre y en pequeños ramenquines, que me encantan, y los adorné con unas frambuesas desecadas, que además les aportaron un aroma estupendo. Metemos a la nevera a enfriar unas horas, para que esté bien fresquito y de perfecta consistencia y a degustar! Un postre sano, light, fácil y sobre todo delicioso.





Qué lo disfrutéis! :)


Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



7 comentarios:

  1. ¡Qué curioso lo de "colgar" el yogur! Lo había visto con un plato salado, creo que fue Jamie Olvier al que se lo vi hacer. Buena solución con el colador ;)

    ResponderEliminar
  2. Delicioso!! me llevo tu propuesta a mi cocina, lo haré en breve, me encanta.

    ResponderEliminar
  3. Gracias chicas! Me alegra que os haya gustado. Un beso! :)

    ResponderEliminar
  4. ayy me encantó, lo voy a preparar este fin de semana

    ResponderEliminar
  5. ayy me encantó, lo voy a preparar este fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Soraya! Me alegra que te guste. Ya verás qué rico! Un beso! :)

      Eliminar