domingo, 9 de noviembre de 2014

Pastel de calabaza y puerros


Sigo aprovechando los ingredientes de otoño, la calabaza en concreto, y esta vez lo hago acompañándola de puerros: una combinación estupenda. Hoy en forma de pastel salado. Me encantan, son la mar de apañados. Una idea estupenda para una cena rica y original.




       INGREDIENTES 
  • 200 gramos de calabaza asada (o cocida)
  • 1 o 2 puerros (según tamaño y preferencias)
  • 1 cebolla pequeña
  • 3 huevos
  • 200 gramos de skyr (o nata para cocinar, unos 250 ml, o yogur) 
  • 100 ml de leche 
  • Una pizca de pimienta negra molida (al gusto)
  • Una pizca de nuez moscada (al gusto)
  • Una pizca de jengibre en polvo (al gusto)
  • Sal
  • Aceite de oliva

        


       PREPARACIÓN 






- Primero de todo preparamos la calabaza, que es lo que llevará más tiempo. Yo la hago asada, pero también serviría cocida. 




- La partimos en trozos y la tenemos en el horno a unos 200º C hasta que veamos que está blandita y hecha. Cuando esté lista, la dejamos enfriar para después quitarle la piel.





- A continuación, preparamos los puerros. Primero picamos una cebolla y la doramos, con un poco de aceite, en una sartén. Añadimos entonces los puerros (la parte blanca) en rodajas y rehogamos hasta que estén hechos. Reservamos.




- En un bol batimos muy bien los huevos, les añadimos el skyr (como veis, lo uso mucho para cocinar. Es estupendo) o la nata, la leche, las especias y sal, y mezclamos bien.




- A continuación incorporamos la calabaza. Yo hice más o menos la mitad puré (con la batidora por ejemplo) y dejé la otra mitad en cubitos. Primero añadimos el puré y batimos bien hasta que tengamos una mezcla homogénea.




- Después, añadimos los cubitos de calabaza y por último los puerros rehogados.




- Mezclamos bien y vertemos en un molde para horno, previamente engrasado (no os olvidéis! Yo con las prisas lo hice y me costó mucho desmoldarlo después. Menos mal que utilicé un molde de silicona, si no habría sido un auténtico estropicio. Aunque no fue mucho, me estropeó un poco la presentación. Cuidado!). Horneamos a 200º C unos 40 minutos, pinchando con un palillo en el centro para asegurarnos de que está bien hecho. El palillo tiene que salir limpio. Cuando se enfríe un poco desmoldamos y a degustarlo. Queda estupendo!






Qué lo disfrutéis! :)


Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



2 comentarios:

  1. Delicioso, te felicito, me ha encantado!!! Un abrazo.Me llevo la receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado Sonsoles. Un beso! :)

      Eliminar