miércoles, 20 de diciembre de 2017

Haselnüssmakronen - Macarrones de avellana


Vuelvo con otro dulce navideño. Uno típico de Alemania, dentro de lo que se conocen como Weihnachtsplätzen o galletas de Navidad. Estos de hoy, los Haselnüssmakronen o macarrones de avellana, son una auténtica delicia y encima sencillos y muy fáciles de hacer. Hay quien hace variantes de estos sustituyendo la avellana por otro fruto seco, y también quedan genial. Pero estos son los típicos y a mí me vuelven loca. Creo que con eso lo digo todo. Teneís que probarlos!



       INGREDIENTES 
  • 250 gramos de avellana molida 
  • 3 0 4 claras (según tamaño)
  • 175 gramos de azúcar (en mi caso edulcorante equivalente en igual cantidad: eritritol)
  • 1 pizca de sal
  • 1/4 o 1/2 de cucharadita de canela en polvo
  • Avellanas enteras (1 por macarrón)
  • Obleas circulares (opcional: En Alemania los encontraréis de las dos maneras, con y sin obleas. Yo no las puse)


        
        PREPARACIÓN 


- Con unas varillas batimos las claras con la pizca de sal hasta que se pongan blancas y empiecen a ganar consistencia. No hay que llegar a punto de nieve.





- Seguidamente vamos añadiendo el azúcar, poco a poco, hasta que obtengamos un merengue firme y se formen picos.





- Añadimos ahora la almendra y la canela y mezclamos con cuidado, con movimientos circulares suaves hasta obtener una masa homogénea.





- Metemos la mezcla en una manga pastelera y vamos formando pequeños círculos o montículos.



- Por último, colocamos sobre cada uno una avellana entera. generalmente se utiliza avellana molida pelada, de color blanquecino, y se pone una avellana con piel. Así queda un macarrón clarito con el tope oscuro. En mi caso, la avellana molida que tenía era con piel y sin embargo, las avellanas enteras estaban peladas. En cuanto a sabor no hay diferencia, pero quería comentarlo por si veis fotos de los tradicionales alemanes y os sorprende, jeje. Yo lo hice justo al revés :)

- Horneamos en el horno ya caliente a 150ºC, 20-25 minutos, en que veremos que se han dorado. Una vez listo, los sacamos y los dejamos reposar sobre una rejilla hasta que estén totalmente fríos. En una lata aguantan semanas, por eso se suelen hacer muchos de una vez, para que duren todas las fiestas. 

- Ya veréis qué riquísimos quedan, y como veis se hacen de manera muy fácil. No dejéis de probarlos!


Qué los disfrutéis! :)

Si quieres, también me encuentras en Facebook :-)
https://www.facebook.com/Minscocina



No hay comentarios:

Publicar un comentario